3.30.2009

Entre otras cosas... 1era parte

Sigo aferrada a multipples ideas de pensamientos viejos y deseos reprimidos...

entre otras cosas de la lista principal de actividades (y que porfavor aquel que la lea no hable de mas).

Voy a viajar a Tanzania y dormir a las faldas del Kilimanjaro.

Voy a conocer a los padres de Lynette en Sudafrica ire y observare las corrientes de los oceanos cruzarse.

Viviré en Montreal por 2 años y medio, aprendere snowboard, frances y tendré un afair con con algun Italiano que resultará ser mi primo séptimo por parte de la familia de mi tío tatarabuelo primo hermano de mi tatarabuela.

Aprenderé a bucear y lo haré para viajar a las islas galápagos y conocer a las verdaderas caguamas.

Trabajare para un japonés el cual me va a presentar a un pintor, el cual quedará facinado con mis obras y haremos una mancuerna excelente para hacer presentaciones por todo el mundo y nuestras ideas serán únicas.

Viajaré desde Canadá en un maverick (modelo 78 dos puertas, cascarón negro y bandera jolly roger en el cofre) atravesando E.U. hasta méxico, llegaré y acampare por dos noches a orillas del cañon del Colorado.

Comprare mi primera casa a los 31 años de edad y yo misma la pintare y decoraré, la cual tendrá un laberinto y un jardín secreto al que solo yo podré entrar jaja.

Entre otras cosas...

3.27.2009

De las tierras Apisianas... la pérdida

Despues el pensamiento mío se eleva hasta una conciencia totalmente extraordinaria, la energía brotaba a manantiales de mi boca con solo entre abrirla...

Y ahora tardo tanto en describir mis tierras... me he convertido en humano, he perdido mi tercer ojo y he quedado a merced del destino... al tiempo relativo de sax y a las leyes fisicas de la tierra.. casi no puedo recordar los rostros de mis ancestros ni el fulgor de Hudur atravezando las entrañas de mis enemigos... he perdido mi fuerza y por el contrario he conocido nuevas formas de vida... Sigo adelante intentando recordar las viejas imagenes de cuando el clan inició y el legado Apisiano comenzó engendrando al primero de nuestra especie en la antigua Taj- dá.

Pero estaba del lado equivocado no habría yo contemplado que para engendrar un ser se necesitan dos. Y eso es justamente lo que había olvidado... mi Padre
por consecuente mi sangre ya no sería meramente pura como en otras instancias, ahora tendría que buscar yo de nuevo las raices y mis ancestros de parte de mi Padre, aún y cuando los Apisianos tienen la sangre con mas peso de herencia y costumbres sobre mí... ¿es que acaso tengo una esperanza aun en contra de esa maldición que los Apis llevamos sobre nuestros caminos ya trazados por nuestros ancestros?

He de haber previsto estas cosas, pero la condición humana me nubla la vista, demasiados pensamientos sin orden ni rumbo, aunque debo admitir que si no tuviera esta visión jamas hubiese descubierto lo que me esperaba detras de Erion mi segunda linea de sangre.